¡¡Que no te hace falta una app!!


Gentileza de @alfredovela

Estos días he escuchado mucho la palabra APP, que ya de por sí, es muy chic. Pero tan de moda en estos tiempos que nos ha tocado vivir. Parece que sino te sabes todos los vocablos que escuchas o lees a lo largo del día, no estás en la onda. Muy lejos de la realidad. Sólo haz que lo sabes, pregúntale al tío Google y él te dará la respuesta inmediatamente. La próxima vez, incluso podrás debatir.

Yo conozco las APP o aplicaciones móviles, malvivo con ellas desde hace muchos años. El teléfono siempre se nos queda corto para meterle todas las apps que queremos ¿verdad? Pues eso. A lo que voy.
NO PODEMOS CREAR UNA APP PARA UNA TIENDA PEQUEÑA ¡¡NOOO!! (Si, esto significa que he gritado, y en negrita más, pero es que lo siento tal cual).

Da igual que tengas un Iphone 12 o un Aifon chino o un Samsung de esos que regalan a 0€ (que si los regalan, ¿será por algo?). Por mucha capacidad que tengan, siempre se nos quedan cortos.

Pues entonces. Para que estamos con ofrecer a todo el mundo una APP móvil para su negocio. Para que coño quiere el tendero de turno una app para ofrecerle a sus clientes y ver las últimas novedades en jamones… ¿para qué? De los 2000 clientes que tiene, ninguno se bajará la app a su móvil, como mucho se bajará la del Marca o la del Sport, según sea del Madrid o del Barça. O el Runtastic para hacer lagartijas o correr por los prados de su ciudad. Con eso ya tendrá petado el móvil, sin olvidarnos del Facebook o el Candy Crush o la App de Master Chef. Pero la del tendero de turno ¿para qué? Después aún le echará la culpa de que le cuelga el Iphone, cuando esté pidiéndole 100 gramos de Jamón de York….

Otra cosa muy distinta es, adaptar la web a la situación actual, es decir, poder verla en los diferentes dispositivos (Mac 80″, PC 24″, PC 15″ que si que todavía quedan, Portátiles, Tablets, Iphones, Smartphones y mini-smartphones). A eso se le llama en el mundo chic, RESPONSIVE, pero la realidad es que con el nuevo HTML5 y los distintos CSS (sigo con los puñeteros vocablos raros) podemos adaptar las webs a los distintos dispositivos.

En definitiva, dejémonos de tonterías, las apps están bien para mirar el tiempo o el facebook (que conste que para mí, ni eso).
Invirtamos en adaptar nuestras webs a la situación actual y no quedarnos en el camino. Pongamos una web que se vea bien en un móvil… ¡¡¡Tampoco es tan caro!!!

 

 

 

Anuncios

Adaptando la web a las nuevas tendencias


the7

Adaptarse o morir. No queda otra. Estos días toca ponerse al día con las nuevas tendencias en diseño web y me he puesto duro con un tema muy de moda en esto del WordPress.

The 7, un tema Premium que no conocía y que tiene muchísimas funcionalidades pero que, tengo que reconocer, me está liando un poco.

 

Lo barato, al final, sale caro


la-gallina-huevos-oro

Últimamente he escuchado mucho la frase, “pero si este o aquel me lo hace gratis”. Mi experiencia me dice que lo gratis, al final, siempre sale caro y tengo muchos ejemplos para demostrarlo. En mi día a día con las personas con las que hablo, siempre hay alguien que lo tiene más barato y últimamente, en Internet, seguro que, si buscas, lo encuentras más barato. Pero la pregunta es ¿compensa perder el tiempo en buscar? Mi experiencia me dice que no. El tiempo, cada día es más importante. Incluso, ya no tenemos ni ganas de leer estos post, que hay millones por la red, ni tiempo para dedicarle.

En el mundo del Social Media, se demuestra claramente que siempre hay alguien que lo hace más barato y sino, me lo hace mi sobrino que está sin trabajar, gratis.
Y yo digo, ¡Una Mierda! El sobrino que está sin trabajar te lo hará gratis por no aguantarte pero, te lo hará sin ganas, sin profesionalidad y sin ningún fin, sólo el quitarte del medio.
Una vez que esté listo, que seguro tardará, se quitará del medio y emigrará a un país donde le paguen por hacer el primo.

Si pagamos por todo en este mundo capitalista, porque no apostamos por profesionales que nos asesoren y que nos lleven por el buen camino en este mundo tan veloz y cambiante de Internet.

Las empresas deben estar en Internet y, hay datos que lo avalan,  pero no basta con poner una web y esperar a que le salgan flores. No vale con tener una web y no hacer un plan de medios sociales para darla a conocer. Buscar un objetivo y poner los medios para alcanzarlo.

En estos días he visto errores demenciales en distintos ámbitos y esto se debe a que no somos profesionales. Pongo unos ejemplos, sin decir nombres.

Profesionales del Social Media que presumen de que cada mes les va mucho mejor y tienen cero presencia en Internet, incluso con un dominio enlazado a una web en construcción. No soporto esos errores de juveniles. Eso si, son guapas.

Empresas de nueva creación que, les montas una web, y quieren posicionarse en Google en una semana en primera fila, sin pagar un duro. Y  te venden por uno que entra por la puerta y les ofrece una tienda online y posicionamiento gratis. Y al mes, te das cuenta que les va mucho peor. Y ahora tienen dos webs. Madre mía. Ojalá le vaya bonito.

Empresas bien posicionadas y, que tienen nula presencia en Internet. Sin apostar por una estrategia online y que sólo buscan vender a toda costa. Da igual a que precio y el que. Pierden el tiempo generando un presupuesto de calidad para después bajarse los pantalones y engañando con su palabrería.

Por Dios, ya está bien. Estamos matando a la gallina de los huevos de oro. No queramos joder a los demás a costa de hacernos ricos. Seamos claros por una vez, y ayudémonos entre todos para hacer un mundo mejor. En donde podamos disfrutar de la vida y del trabajo.

El cliente debe dejarse asesorar por los vendedores y éstos, deben dar lo máximo para que así sea. Esa frase del “yo gano, tú ganas” tan presente en los cursos de ventas que siempre hacemos, es perfecto para el mundo en que vivimos.

No nos engañemos unos a otros.  Dejemos de decir, “lo consigo más barato”. Escuchemos la propuesta y decidamos. Dejemos de vender humo y seamos consecuentes con lo que ofrecemos….

¡Cuántos hay que, teniendo lo bastante.
enriquecerse quieren al instante,
abrazando proyectos
a veces de tan rápidos efectos,
que sólo en pocos meses,
cuando se contemplaban ya marqueses,
contando sus millones,
se vieron en la calle sin calzones!

Félix María de Samaniego

 

 

Lánzate a Internet


Y seguimos igual….

Ya había comentado el alto índice de empresas españoles que siguen sin web, a principios de 2014. Pasados 4 meses seguimos igual. Pero ¿tanto cuesta ponerse al carro?

Habrá que salir a pasear y ponerle las pilas a alguno que otro o se darán cuenta de que en este año es necesario disponer de una web. Ya no digo un plan de medios sociales, que también.
Pero una web es obligatoria no sólo para las empresas, sino para cualquier autónomo o incluso particular que quiera estar al día en este mundo en el que vivimos.7

Comentando con amigos, incluso es necesario hacerse con un dominio propio y empezar a pasar un poquito de Google y Hotmail, ya no digamos de Yahoo.
Por menos de un café, podemos hacernos con uno. No es tan complicado.

Me da que falta información y seguridad para dar el paso. Somos españoles y dudamos de nosotros mismos, porque vivimos en una sociedad que está a la defensiva.

Animémonos. Demos el paso hacía un mundo que nos puede abrir nuevos retos y objetivos. No todo queda en nuestro ámbito de influencia. Vayamos más allá y que nos conozcan en el mundo. No tengamos miedo de la competencia, ni del que dirán, hay que estar en Internet si o si.

Y puedo asegurar que no faltan asesores. Hay muchos. Sólo tenéis que hacernos caso.